¿Podrían los coches del futuro inmediato alimentarse con la energía del sol?

28/03/2018

Nissan no ha lanzado -por ahora- un coche solar, pero sí ha entrado en el terreno de juego de la energía solar con un producto nuevo, el Nissan Energy Solar. La solución está pensada para los hogares y tiene, de forma indirecta, un efecto potencial sobre el mercado del automóvil. Al fin y al cabo, Nissan es un fabricante de coches.

El sistema agrupa en un mismo servicio la generación de energía con el almacenamiento de la misma y con su uso para más fines más allá de los domésticos. De hecho, el sistema permite emplear la energía generada por los paneles solares para recargar los vehículos eléctricos del fabricante, haciendo que, aunque los coches no sean exactamente solares puedan funcionar gracias a la luz del sol y permitiendo que se recarguen gracias a una fuente de energía renovable. La compañía ha integrado plenamente al vehículo en el sistema, con lo que al final lo único que tiene que hacer el usuario es simplemente enchufar y cargar.

De este modo, no solo el hogar es sostenible, sino también los demás elementos asociados al mismo. Los paneles solares tienen por tanto las mismas aplicaciones que los que habitualmente se encuentran en las cosas y se pueden emplear para los mismos fines, reduciendo la factura eléctrica convencional.

Pero, además, y gracias a las funcionalidades de almacenamiento con las que cuenta el sistema los usuarios pueden conservar la energía para destinarla a otros fines (como cargar la batería de sus coches eléctricos cuando necesario), reducir su dependencia de la red eléctrica tradicional y ser, en definitiva, más sostenibles. Además, gracias también a estas funciones, el consumidor puede ajustar su consumo y también protegerse ante los días en los que no se puede generar la misma cantidad de energía solar. Por el momento, el sistema energético se va a lanzar en Reino Unido, con un precio que partirá de las 3.881 libras esterlinas, unos 4.388 euros.

100% coches solares

Usar la energía solar como elemento de carga para el coche eléctrico puede ser uno de los puntos para acercar a la realidad la idea del coche solar, pero no es el único modo posible. Los vehículos podrían, directamente, alimentarse de energía solar, como ya están probando algunos fabricantes con algunos prototipos.

En Holanda, por ejemplo, han desarrollado un coche eléctrico que se carga directamente con los paneles solares que incluye sobre sus diferentes superficies. El modelo, llamado Stella Lux, es uno de los que tiene mayor potencial de los diseñados por ahora, incluyendo el de ser capaz de transportar a más de una o dos personas y el de contar con bastantes kilómetros de autonomía (1.000). Otros diseños anteriores, como el Sono Sion, solo permiten recorrer 30 kilómetros con la energía recogida directamente del sol (aunque su capacidad se podría aumentar con una batería). 

Por ahora, eso sí, el coche solar no ha conseguido ir mucho más allá de la fase del prototipo, porque no logra cumplir con las normativas de seguridad y tampoco ofrecer un producto lo suficientemente atractivo como para sustituir a otros coches renovables. Pero, como suele ocurrir con estas cosas, solo hay que dejar tiempo al tiempo.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies